La potencia de la asociación. Rumbo al Congreso Nacional de Teatro

En 2014, la filósofa Marina Garcés, respondía a los pensadores apocalípticos y (neo)conservadores que predicaban la imposibilidad de un cambio. La filósofa catalana denunciaba que su discurso era, a fin de cuentas, un discurso desde el poder: que nada cambie para que sigamos capitalizando la vida. Se pregunta: Continuar leyendo “La potencia de la asociación. Rumbo al Congreso Nacional de Teatro”

Economía política para teatreros o Cómo ser trabajador precario y no matar en el intento

La cultura no puede ser una esfera separada de la sociedad. No puede ser solamente una opción de ocio, ni un sector de la industria, ni un apartado del PIB. Hemos convertido la cultura en un recurso potentísimo del capitalismo a la vez que nos empobrecemos culturalmente. Desapropiar la cultura es sacarla de esta captura sectorial capitalista y entenderla como algo vivo que forma parte intrínseca de la vida humana. Para ello, creo que hay un sentido del servicio público al que no podemos renunciar, pero que no necesariamente significa estatalizar ni burocratizar la cultura.

Marina Garcés Continuar leyendo “Economía política para teatreros o Cómo ser trabajador precario y no matar en el intento”

Teatro de software libre

Cuenta la leyenda que, en un curso de crítica teatral, la decana Olga Harmony daba como lección primera no asistir sin previa invitación por parte de la compañía y como punto segundo elegir el mejor lugar en la sala. Esta anécdota evidencia un parámetro en la crítica teatral nacional que ha cambiado muy poco desde los años setenta: la gente que hace crítica se ve a sí misma elaborando discursos judiciales donde, kafkianamente, el acusado invita al fiscal a su juicio sumario. Continuar leyendo “Teatro de software libre”

“Amigo, apenas estamos comenzando”

Publicado en Revista Levadura, agosto 20, 2018

1.

Comencemos con una anécdota. Era 1999 (o ya el año 2000). En el teatro El Galeón se presentaba el más reciente número de Paso de gato que, si no mal recuerdo, era sobre Políticas Culturales. En todo caso, contenía una especie de diagnóstico de la situación teatral del país y tenía, para variar, muchos señalamientos y pocas propuestas. Eran los tiempos de los enormes Muros de las Lamentaciones que nos dejaban girando en círculos sin respuesta. Continuar leyendo ““Amigo, apenas estamos comenzando””